Pagar nunca fue tan fácil.

Compre de forma rápida y segura en tiendas de todo el mundo. Todo lo que necesita es su dirección de correo electrónico y su contraseña. Olvídese de teclear los dígitos de la tarjeta.

Protegemos sus datos.

Para pagar, solo tiene que recordar su correo electrónico y su contraseña. Puede olvidarse del resto.

 

Como quiera, cuando quiera.

La elección es suya. Use la forma de pago que quiera: usted lleva el control de su dinero.

"Ya no me preocupa la seguridad al comprar en sitios web que no conozco o de otros países. Además, no tengo que sacar la tarjeta."

Compre con tranquilidad.

Si compra con PayPal en cualquier sitio web y su artículo no llega o no coincide con la descripción del vendedor, le devolvemos el dinero si la transacción cumple los requisitos.

 

Todo son ventajas.

Si utiliza sus tarjetas de crédito o débito a través de PayPal, podrá seguir disfrutando de las ventajas habituales. Solo tiene que vincularlas a su cuenta PayPal, y seguirá sumando puntos o millas.

Sin sorpresas.

No importa lo que compre: PayPal no le cobra ninguna tarifa. Solo aplicamos una tarifa de conversión si la divisa del pago es distinta a la suya.

 

Teclee por última vez los números de su tarjeta.